La necesidad de descansar saludablemente en el embarazo

 

El embarazo es un emocionante momento de cambios rápidos y dramáticos. La futura madre puede sentir que cada día es diferente, ya que el bebé crece, su cuerpo se expande, y su peso se adapta a ella.

Y es que, a pesar de los cuidados que la mayoría de parejas tienen para recibir al nuevo integrante de la familia, pocos se preocupan por la importancia que tienen las horas y la calidad de sueño que la madre tenga durante el embarazo.

Durante el primer trimestre de embarazo es normal que la madre duerma más de lo habitual, que se sienta cansada y que su humor varíe, todo esto se debe a que el cuerpo está preparándose para proteger y cuidar el desarrollo del bebé que viene en camino. Sin embargo, en los últimos meses de embarazo es el momento en el que las mujeres tienen mayor dificultad para dormir y descansar sin interrupciones.

¿Qué factores afectan el sueño durante el embarazo? 

El aumento del tamaño del feto es una de las principales causas relacionadas a los problemas para dormir, puesto que para la madre se vuelve muy complicado encontrar una posición en la que se encuentre a gusto. Los médicos recomiendan dormir de costado, sin embargo, cambiar de posición mientras se duerme puede ser cada vez más complicado a medida que el embarazo avanza.

Otros factores que pueden afectar el sueño son los siguientes:

-Los calambres en las piernas y el dolor de espalda.

-La falta de aire

-Los calambres en las piernas y el dolor de espalda.

-La frecuente necesidad de orinar

Pero no sólo esos factores pueden afectar el sueño, pues el estrés es un factor determinante en esta etapa. La preocupación por la salud del bebé, el parto, el papel de madre, las responsabilidades, todos esos sentimientos son normales y muy seguramente afectarán su descanso.

La importancia del sueño

La falta de sueño en las mujeres embarazadas puede ocasionar complicaciones para el bebé como peso bajo, riesgos cardiovasculares y metabólicos, además de generar en la madre mal humor y cansancio constante. El sueño es uno de los principales recursos a los que toda madre debe apelar para que su cuerpo descanse y a la vez se compenetre con el bebé.

Dormir es bueno para tu salud tanto física como mental pero también lo es para el bebé, pues si la mamá descansa, como debe, mejora el flujo sanguíneo optimizando la llegada de oxígeno y nutrientes al bebé.

Numerosos estudios vinculan al estrés materno con problemas en el bebé, demostrando cómo influye en la gestación el estado de salud de la mamá. Por eso, junto con una correcta alimentación y ejercicio moderado, el descanso es una de las recomendaciones esenciales para llevar un embarazo sano.

¿Cómo dormir?

Desde el comienzo del embarazo, lo mejor es acostumbrarse a dormir de costado con las piernas flexionadas, ya que esa posición permite que el peso del bebé no caiga sobre la vena que transporta sangre de regreso al corazón desde los pies y las piernas. Así mismo, algunos médicos recomiendan que las mujeres embarazadas duerman sobre el costado derecho, esto debido a que el hígado se encuentra en el costado derecho y de esa manera se evita que el útero se apoye en ese órgano.

De ser posible, trate de hacer pequeñas siestas (entre 30 y  40 minutos) durante el día para recuperar el sueño perdido. Acostúmbrese a dormir con intervalos de sueño, ya que cuando el bebé nazca las horas de sueño estarán supeditadas a las necesidades del recién nacido.

CAMBIA TU FORMA DE DESCANSAR y CUIDA TU POSTURA al AMAMANTAR

De igual manera que te tomas un tiempo para decidir qué silla para el auto deseas comprarle a tu bebé o qué almohada o colchón es mejor para tu descanso diario, comprar tu ALMOHADÓN MATERNAL para descansar en el embarazo y luego amamantar a tu bebé, también requiere de tu análisis. La decisión implica temas de seguridad, salud, practicidad y comodidad.

La falta de sueño en las mujeres embarazadas puede ocasionar complicaciones para el bebé, al mismo tiempo que descansar en una posición incómoda o no saludable. Los profesionales recomiendan dormir de costado con las piernas flexionadas a la mamá embarazada, ya que esa posición permite que el peso del bebé no caiga sobre la vena que transporta sangre de regreso al corazón desde los pies y las piernas.

Una de las grandes razones por las cuales las mujeres desisten de la lactancia, es la inconveniente postura, porque cuando amamantas en una posición incómoda para ti o tu bebé, ello puede generar que la mamá ponga al bebé en el pecho menos veces debido a dolores o malestares, el flujo de leche descienda y puedan aparecer otros otros inconvenientes relacionados a la mala postura como grietas en el pezón, derivando en estres y culpa para la mamá, totalmente innecesarios.

Naturamama desea cambiar esta realidad, brindándote de forma responsable un producto de calidad y la información sobre descanso saludable y lactancia que necesites, para mejorar tu calidad de vida y la de tu bebé. 

Naturamama es un PRODUCTO ORIGINAL, es el único pensado y diseñado para el cuidado de la salud y comodidad de la Mamá y su Bebé. Al diseñarlo consultamos con Licenciados en Fisioterapia y Psicomotricidad buscando la mejor forma de de brindarle a ambos una posición cómoda, segura y saludable.

 

Elegí tu Almohadón Maternal