Dos técnicas de reproducción asistida: ICSI y FIV. ¿Cuál es mejor?

Seguro que todas conocen como técnica de reproducción asistida la Fecundación in Vitro, muy conocida como FIV. Pero quizá seáis menos las que conozcáis la técnica de la Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides o más comúnmente conocida como ICSI.
La ICSI se trata de una técnica de reproducción asistida consistente en introducir un espermatozoide directamente en el interior del óvulo en vez de inseminar un óvulo con un cierto número de espermatozoides y esperar a que alguno fecunde el óvulo.

A primera vista parece que la ICSI sea más efectiva, ya que parece una técnica más directa, pero en cambio la FIV se plantea como un método más natural, que pasa por menos fases, y por lo tanto es menos agresivo para el óvulo.
Además, la ICSI y la FIV tienen aproximadamente las mismas tasas de fecundación: 78% y 76% respectivamente en la clínica de reproducción asistida de FIV Valencia, por citar un ejemplo. Aun teniendo en cuenta esto, según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) las clínicas usan más la ICSI (80%) y bastante menos la Fecundación in Vitro (20%).

¿Cuándo está indicado realizar una ICSI y cuando una Fecundación in Vitro?
También es importante saber que los fallos de fecundación no ocurren más en una técnica que en otra, por lo que, es importante conocer en qué momento escoger una u otra técnica.

Bien, muchos expertos citan que la ICSI se recomienda realizar cuando el factor masculino es severo. Para casos con factor masculino leve o moderado, es recomendable realizar una FIV, sobre todo si la mujer es mayor de 35 años, ya que los resultados entonces sí que son mejores.

Con todo esto vemos que dependiendo del caso de cada pareja, el factor masculino por un lado y la edad de la mujer por otro, es recomendable llevar a cabo una técnica de reproducción asistida u otra.

Esto como siempre se trata de datos, pero lo mejor es acudir a un especialista, que es quien ha de tener la última palabra, y quien recomendará en cada caso aquello que sea mejor.

http://www.reproduccionasistida.org/dos-tecnicas-de-reproduccion-asistida-icsi-y-fiv-cual-es-mejor/

En Uruguay la reproducción asistida ya es ley desde noviembre de 2013, aunque aún sigue sin estar totalmente reglamentada
La ley permite la asistencia gratuita de parejas con impedimentos físicos para procrear. A su vez, delega en la reglamentación aspectos claves. Esto genera preocupación en distintos ámbitos y el Ministerio de Salud Pública admite que, por ejemplo, será “complicado” regular para evitar el descarte de embriones.

Según cifras oficiales, entre el 15% y 18% de las parejas uruguayas son infértiles. Esto equivale a unas 50.000 parejas. La ley admite el llamado “alquiler de vientre” solo cuando la mujer padezca una enfermedad que le impida gestar. En ese caso podrá acordar con un familiar suyo de segundo grado de consanguinidad (hermana) o de su pareja en su caso, la implantación y gestación del embrión propio

http://www.elpais.com.uy/informacion/reproduccion-asistida-ya-ley.html

http://www.impo.com.uy/bancodatos/asistida.htm