Cómo apoyar a una mamá en la lactancia, en las siguientes situaciones:

BEBE PREMATURO
La leche materna es el alimento ideal para el bebe prematuro. Es más fácil de digerir, favorece la maduración de su aparato digestivo y aporta gran cantidad de anticuerpos.
Las mamás de bebes prematuros producen una leche especial, que tiene más proteínas, calorías y sodio y menos lactosa que la leche “a término”. El calostro (ese líquido amarillento que segregan los senos antes de que “baje” la leche) es muy rico en anticuerpos, es de fácil digestión y tiene otras propiedades muy aprovechables por el bebe prematuro.
Mientras el bebe no tenga fuerza suficiente para mamar, tendrás que extraer la leche de forma manual y ésta y le será administrada –quizás por tú misma- mediante sonda. De a poco, y con mucha paciencia, irás colocándolo al pecho y aprenderá a succionar por sí mismo.

Los bebes prematuros por lo general son lentos y erráticos en sus lactadas. En sus primeras lactadas, no esperes que se prenda del pecho de la forma que lo haría un niño nacido a término. Al principio, probablemente tome pequeñas cantidades de leche y puede quedarse dormido durante las mismas. También puede tener pequeños episodios de apnea porque se olvida de respirar mientras está concentrado en la succión. Estos episodios pueden ponerte nerviosa, pero fácilmente se corrigen retirando al niño del pezón para que respire.
La alimentación oral es una actividad muy demandante para un bebe prematuro. Mientras esté aprendiendo, ayúdale a focalizar sus energías en la alimentación, limitando otras formas de estimulación.
http://www.meses.com.uy/categoria_1339765048

CESAREA
En este caso pueden existir dificultades por dolor o molestias en el lugar de la intervención quirúrgica, que se intensifican al apoyar al bebé para darle el pecho. Para minimizar estas molestias es recomendable hacer un cambio postural -dar el pecho acostada de lado- o bien usar almohadas.
Una de las creencias generalizadas que tienen las futuras madres con respecto a la lactancia, es que al tener una cesárea no se puede dar de mamar o se fracasa en el intento. La lactancia es posible, pero a veces el comienzo es más dificultoso.

La lactancia materna es posible siempre, pero en el caso de que un bebé nazca por cesárea, hay ciertos factores que pueden hacer que el comienzo sea más dificultoso.

¿Cuáles son estos factores?

La cesárea es una operación de cirugía mayor, por lo que el contacto madre e hijo puede demorarse, esto depende muchas veces del tipo de anestesia que haya recibido. Por otra parte, la madre que tiene una cesárea necesita de ayuda para el cuidado del bebé, para ponerlo al pecho y para cambiarlo.

Otros motivos que llevan al fracaso del amamantamiento en estos casos son el alejamiento de la mamá y el bebé por varias horas, la falta de ayuda de personal especializado y/o familiar inmediatamente después del parto y la intervención de gente sin experiencia.

Además de los beneficios que todos conocemos sobre la leche materna, en estos casos se aplican especialmente dos: a través de la lactancia materna se crea un vínculo único que favorece emocionalmente a la madre y al bebé. Y en segundo lugar, y no menos importante, amamantar hace que la madre se sienta satisfecha consigo misma, y esto redunda en su autoestima (sensación de sentirse apta para responder a las necesidades de su hijo).

¿Qué hacer para facilitar la lactancia luego de una cesárea?

Poner al bebé a mamar lo antes posible: esta recomendación es para todas las mamás, porque, como dijimos, fortalece el vínculo, y si la anestesia fue peridural, y la madre está lúcida, es posible que el bebé mame en la sala de partos, como también en quirófano.
La frecuencia de las mamadas en las primeras horas son clave para favorecer la bajada de la leche.
Sugerir a la madre dos posiciones que facilitan la lactancia en el caso de cesárea: sentada inversa y acostada clásica. Hay madres que consiguen acomodarse en la posición tradicional con interposición de alguna almohada o almohadón.
Escuchar y facilitar la expresión de las emociones de la mamá: en muchos casos, aquellas mamás que han tenido una cesárea de urgencia sienten culpa, decepción o frustración. Es normal, y facilita mucho hablarlo para sentirse mejor y dar paso a otras sensaciones más positivas relacionadas con la satisfacción de ser mamá.

Todas las madres necesitan ayuda, no solo en el sostén emocional, sino en las tareas cotidianas. Por eso es importante:

Alcanzarle al bebé
Acomodarlo
Surtirla de almohadas o almohadones
Ayudarla con las comidas para que se alimente correctamente
Una vez en casa, toda la familia debe tomar conciencia de que esa mamá necesita hacer reposo y descansar por algunos días. A veces puede sentir molestias o dolor si se mueve demasiado. En relación a los analgésicos, deben consultar con su médico para que puedan recetarle aquellos que son compatibles con la lactancia.

http://www.planetamama.com.ar/nota/ces%C3%A1rea-y-lactancia?page=full

PARTOS MULTIPLES
¿Si tienes gemelos?, la lactancia materna resulta más complicada, pero no es imposible. Con un poco de esfuerzo, práctica y mucha paciencia, el resultado será tan bueno como si el parto hubiera sido único. Te damos unos consejos prácticos si eres mamá de gemelos o mellizos y les quieres dar el pecho.

– Durante las primeras semanas de vida, tus bebés demandarán tu pecho cada media hora. Será una etapa dura porque tendrás la sensación de no hacer otra cosa que dar el pecho. Poco a poco, deberás ir acostumbrando a tus bebés a ma?mar a la vez. ¿Cómo conseguirlo? Paulatinamente, deberás ir igualando sus ritmos. Cada vez que el más hambriento pida pecho, dale también al que no lo ha pedido. De esta manera, sus tomas se irán igualando y acabarán por tener hambre a la vez.

– Otra complicación es la de sostener a los dos bebés a la vez. Con la ayuda de dos almohadones esta tarea se facilitará. Deberás sentarte en un lugar cómodo, colocar los dos almohadones sobre tus piernas y recostar a tus bebés sobre ellos. Luego, sostén los almohadones y los bebéscon los dos brazos y colócate de forma idónea para que tus pequeños alcancen por ellos mismos el pezón. Puedes apoyar tus pies en algún cojín, que te permita levantar las piernas y estar más cómoda.

– Si tienes gemelos, la alimentación tiene que ser más rica desde el punto de vista energético: respecto a la cantidad básica de unas 2.000 calorías al día, el suplemento debe oscilar entre las 900 y las 1.200 calorías más.

– Recuerda alternar los pechos para tus bebés. Hazlo cada 24 horas, así te será más fácil.

http://www.mibebeyyo.com/bebes/alimentacion/alimentacion-bebe/lactancia-gemelos-mellizos-5396

CUANDO HAY CIRUGIA EN EL SENO

La mujer que ha tenido una cirugía del seno, se pregunta a menudo si la intervención afectó su habilidad de amamantar. Es importante saber dónde se hicieron las incisiones; si éstas fueron hechas en el pliegue bajo el seno hay gran posibilidad de que ningún ducto o nervio haya sido cortado. Si la incisión está cerca de la axila, es conveniente preguntar al cirujano si tuvo cuidado de no dañar ningún nervio. Las incisiones cerca de la areola indican, con frecuencia, que se cortaron algunos ductos lactíferos y posiblemente haya daño en los nervios. Estas madres pueden presentar insuficiencia en su producción de leche para lactar exclusivamente a su bebé.

Cualquier duda se puede resolver con el cirujano que practicó la cirugía. Si hay un solo seno afectado, la madre puede amamantar perfectamente con el otro seno. Si el pezón, en alguno de los senos tiene falta de sensibilidad, puede indicar que hay daño severo del nervio, lo que permite pensar que el reflejo de eyección o el de bajada se verán afectados. Además, la pérdida de sensibilidad puede reducir la estimulación nerviosa que se origina en el pezón y va a la glándula pituitaria, lo cual afecta la producción de leche.

Las reducciones mamarias muchas veces afectan la habilidad para amamantar pues el cirujano remueve secciones completa del seno, incluyendo ductos. Si el pezón ha sido retirado y luego es colocado de nuevo, la posibilidad de lactar exclusivamente es reducida ya que los ductos y nervios fueron cortados.

En cuanto a los implantes, generalmente no causan problemas, excepto si los canales lactíferos han sido cortados.

http://www.llliuruguay.org/2010/12/preparacion-para-la-lactancia-es.html

LACTANCIA INDUCIDA (ADOPCION)
Algunas mujeres que adoptan un bebé desean sentir el vínculo especial de dar su propio pecho. Si la mujer ha estado alguna vez embarazada será más sencillo. Si no lo ha estado, aún existen posibilidades de lograrlo.

Es necesario contar con:

Grandes dosis de entusiasmo y voluntad.
La ayuda y el apoyo de su pareja, de su pediatra y de un experto en lactancia.
Puede ser necesario utilizar alguna hormona estimulante durante unas semanas antes de empezar.
Antes de recibir al bebé se deberá estimular los pechos varias veces al día con un sacaleches.
Cuando le den el bebé, habrá que ponerle a menudo al pecho, proporcionándole también suplementos de fórmula infantil mediante vaso, jeringa o un suplementador de lactancia.

Quizá ese bebé no llegue a alimentarse al 100% con leche de su nueva madre, pero tendrá todo su cariño.

http://www.elbebe.com/lactancia-materna/dar-pecho-gemelos-bebe-adoptado

BEBE DORMILON
En las primeras semanas de vida, algunos bebés buscan el pecho a menudo y pasan gran parte del día comiendo. Sin embargo, otros aprovechan para dormirse en cuanto se encuentran en brazos de su mamá. Incluso se duermen después de succionar brevemente, lo que conlleva la duda de saber si comen lo suficiente. Veamos cómo se debe actuar con la lactancia cuando el bebé es tranquilo y somnoliento:

• Adaptarse a las señales del pequeño. Ofrécele el pecho a tu bebé a demanda cada vez que parezca estar dispuesto a comer. En la práctica, elbebé es quién dirige las tomas.

• En las primeras semanas de vida, las tomas son más frecuentes. Sin embargo, en niños más somnolientos, las pausas entre tomas pueden ser muy largas (superiores a 3-4 horas de día y a 4-5 horas de noche). En este caso, estimúlale ofreciéndole el pecho más a menudo y despertándole si se duerme pocos minutos después del inicio de la toma.

Trucos para mantener al bebé despierto durante la toma al pecho

– Si el bebé ha ralentizado el ritmo de succión, se le puede acariciar la cara y tocarle los piececitos. Si aún así, sigue dormido, se aconseja cambiarle el pañal después de haber tomado el primer pecho y antes de ofrecerle el segundo. Eso acostumbra a despertarle.

– Si la toma ha sido demasiado corta y el pequeño duerme tranquilo, se le puede poner en la cuna. En ocasiones, el cambio de dormir en los brazos de la mamá y pasar a la cuna, despierte al bebé.

¿Cómo saber que el bebé está bien?

• Contando los pañales mojados. El bebé debe hacer seis o siete pipís al día. Si lo hace así y también hace deposiciones de forma regular, significa que está alimentado de forma correcta.

• Al pesar al bebé una vez a la semana el aumento de peso debe ser de unos 200 gramos.

http://www.mibebeyyo.com/bebes/alimentacion/lactancia/bebes-perezosos-6978