Cuidados para disfrutar del embarazo en verano

Probablemente te lo habrán dicho: “Vaya veranito vas a pasar…”. No te agobies. Claro que el calor te afectará y hará que estés más cansada o que te cueste dormir. Pero con algunos trucos y medidas que aliviarán muchas de tus molestias, pasarás genial estos meses.

Pesadez de piernas, cansancio… Este tipo de molestias, frecuentes en los meses de calor, se pueden evitar con medidas sencillas.

EVITA AGLOMERACIONES

Durante el embarazo la tensión ya suele ser baja, pero en el verano aumenta bastante el riesgo de sufrir hipotensión y deshidratación. Tanto el calor de la calle como el de los lugares repletos de gente pueden llegar a provocarte mareos. Si te sucede túmbate apoyándote sobre tu lado izquierdo durante unos minutos, hasta que te sientas mejor.

VENTILA BIEN LA CASA

Es esencial para llevar mejor el calor, porque hará que tu hogar esté fresquito y saludable. Abre las ventanas a primera hora de la mañana y después déjalas cerradas hasta el atardecer, manteniendo las persianas semibajadas.

Y si no tienes aire acondicionado, plantéate poner un ventilador de techo en el dormitorio: descansarás mucho mejor.

NO ES ACONSEJABLE VIAJES LARGOS

Aunque puedes viajar, es mejor evitar el largo recorrido si hace un calor excesivo, y más si estás en tus últimas semanas .Aún así, si haces un viaje largo en coche recuerda parar cada dos horas para dar un paseo de 10 minutos y aprovechar para ir al baño.

E intenta viajar al amanecer o al atardecer, evitando las horas de máximo calor. Por otro lado, ten en cuenta que si eliges como transporte el autobús tendrás poco espacio y no podrás controlar las paradas.

ELEVA LAS PIERNAS

Determinadas posturas y buenas prácticas de higiene te protegerán frente a trastornos muy habituales.Con el calor extremo es normal que se te hinchen las extremidades inferiores, sobre todo al final del día. No tiene importancia, siempre que no se acompañe de una tensión por encima de 140/90. Te relajará poner las piernas en alto (elévalas 90º y apóyalas en la pared) y hacer ejercicios rotatorios con los tobillos y los pies.

Además, si pasas mucho tiempo sentada en el trabajo es bueno que cada hora te levantes y des un pequeño paseo y también que utilices un altillo que mantenga las piernas en posición horizontal: así se favorece la circulación de la sangre.

RECURRE A LOS MASAJES

La sensación de peso y dolor en las piernas se acentúa con el calor. Para evitarla, al llegar a casa pide a tu pareja que te haga un masaje suave apretando con las manos de abajo arriba, desde los tobillos hacia la rodilla. Puedes utilizar una crema hidratante, pero ten presente que antes de usar algún gel frío para piernas cansadas debes preguntar a tu ginecólogo cuál es adecuado.

PROTÉGETE DEL SOL

Debido a los cambios hormonales, en la gestación la piel es más sensible a los rayos del sol (algunas embarazadas presentan el llamado “cloasma”, hiperpigmentación de la piel de las mejillas, labio superior…). Protégete bien con un sombrero y un protector solar de alto índice: aplícalo media hora antes de exponerte al sol, con la piel limpia y seca, y renuévalo cada dos horas.

Si eres propensa a manchas habla con tu dermatólogo, porque actualmente existen ya despigmentantes para pieles sensibles que se pueden utilizar en el embarazo y te ayudarán a solucionar este trastorno.

UTILIZA JABON DELICADO

La alteración hormonal y el calor pueden hacer que sudes más y que aparezcan irritaciones en tu piel: utiliza desodorantes, geles de ducha y cremas que respeten tu epidermis.

HIDRATA TU PIEL

Otro efecto del cambio hormonal: tu piel se reseca y aparecen picores en la tripa y el pecho. Y en esta época, como en la playa y la piscina la exposición al sol es mayor, aumenta la sequedad y con ella, los picores.

Los evitarás si por la mañana y antes de irte a dormir hidratas tu piel aplicándote aceite de rosa mosqueta, que además te servirá de ayuda a la hora de prevenir las estrías.

Otra buena idea es utilizar sprays de agua termal. En las noches de insoportable calor, ten uno a mano y rocíate la cara y el cuello con él.

ACTIVA Y SOCIABLE A PESAR DEL CALOR

Estos meses de buen tiempo son más propicios para practicar distintas actividades que te harán sentirte bien y además afectarán de forma muy positiva a tu salud y a la de tu hijo. Aunque tienes que evitar las horas de mucho sol (trata de esquivar la luz directa del sol desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde), no es bueno que evites la calle. Conviene que salgas, sobre todo por la mañana temprano o por la tarde-noche, porque el contacto con la naturaleza y con el aire fresco es muy beneficioso para ti y para el hijo que esperas.La razón es que ambos hacen que el cuerpo libere endorfinas, un tipo de hormonas que producen sensaciones de bienestar.

REUNETE CON AMIGOS O FAMILIARES

No sólo porque tener contacto con amigos o familiares te hará sentirte bien, algo que notará el bebé, sino porque el hecho de comer acompañada y en un ambiente agradable te animará a hacerlo con más ganas.

PRACTICA NATACION

Es el deporte más recomendable durante estos meses. En el medio acuático te sentirás, además de relajada, mucho más ligera.

Sobre todo si estás en la recta final del embarazo y ya te cuesta practicar otros deportes, los ejercicios suaves de la natación fortalecerán tu musculatura y te proporcionarán elasticidad sin necesidad de grandes esfuerzos físicos.

PASEA POR LA PLAYA

Te ayudará a luchar contra la hinchazón de los pies y tobillos. Al pasear no olvides ir moviendo los brazos y colocarlos en alto de vez en cuando, abriendo y cerrando los puños para evitar que se acumulen líquidos en las manos. Además, si caminas por la orilla del mar el agua fría y la arena irán masajeando suavemente tus pies.

http://www.crecerfeliz.es/Embarazo/Cuidados/Consejos-para-disfrutar-del-embarazo-en-verano/Consejos-para-disfrutar-del-embarazo-en-verano

http://www.crecerfeliz.es/Embarazo/Cuidados/Consejos-para-disfrutar-del-embarazo-en-verano/En-verano-cuidados-de-la-embarazada

http://www.crecerfeliz.es/Embarazo/Cuidados/Consejos-para-disfrutar-del-embarazo-en-verano/Planes-para-disfrutar-en-verano-si-estas-embarazada

Verónica Palomo Asesoras: Nuria Izquierdo y Belén Santacruz, ginecólogas del Hospital Clínico San Carlos y del Hospital de Torrejón, ambos en Madrid.